actitudes_en_Facebook_portada

Ay, las redes sociales.

Está claro que han pasado a formar parte de la vida cotidiana de muchísimas personas y más de uno las ha incorporado a sus rutinas diarias del mismo modo que tomarse el café por la mañana.

Facebook en concreto es una de las más utilizadas y la verdad es que no se puede negar que es un medio estupendo para estar en contacto con gente que vive lejos, recuperar viejas amistades y también hacer otras nuevas.

Sin embargo, es curioso observar cómo y para qué lo utilizas.

Porque ¿te has parado a pensar qué es lo que proyectas de ti cuando actualizas tu perfil?

Es más ¿eres consciente del efecto que ejerce en ti y en los demás la información que publicas y cómo te relacionas?

[Tweet "Lo que pones en Facebook es un reflejo de cómo eres, lo que sientes y lo que necesitas."]

Con esto no quiero decir que sea necesariamente malo o perjudicial. ¡Ni mucho menos!

Seguro que también te lo has pasado genial en un montón de conversaciones, te has enterado de un muchas cosas interesantes y te has reencontrado con alguien de quien te apetecía volver a tener noticias.

Pero como en la vida, no sería raro que en algún momento te hayas dejado llevar por el dark side que todos tenemos.

Y ya sabes lo que pasa al final con el dark side... al final termina haciendo daño si no aprendes a reconocerlo y a transformarlo.

Por eso esta semana quiero ayudarte a tomar conciencia de algunas de las actitudes en Facebook que más que acercarte a las personas, te alejan de ellas (además de promover otro tipo de síntomas que te cuento más abajo).

Estas son las actitudes en Facebook que no te benefician

1. Contar toda tu vida

En tu lista de amig@s tendrás gente íntima, coleguillas, compañeros de trabajo, etc.

¿Contarías toda tu vida a todas las personas que conoces? No creo. No porque tengas nada que ocultar, sino porque no con todo el mundo tienes el mismo nivel de confianza. Ni compartes las mismas cosas.

CONSEJO: Si no quieres que la gente se entere de algo u opine sobre aspectos íntimos tu vida, directamente no lo publiques.

2. Tomarte las opiniones de otras personas como algo MUY personal

Facebook es un medio en el que cada uno escribe sobre (censuras aparte) lo que le da la gana. Es fácil leer cosas con las que no estás de acuerdo o que directamente te hierven la sangre.

Pero recuerda: las opiniones de otros son suyas. Y a menos de que te ataquen directamente... ¿para qué les das el poder de influenciar tu día?

CONSEJO: No permitas que lo que otros opinen influya en lo que haces o sientes.

3. Quejarte todo el tiempo de lo desgraciado que eres

Es igual de tóxico o más que en la vida real.

En un día malo, Facebook puede ser un desahogo. Y desde ahí puedes recibir apoyo cuando estás de bajón. Pero, como en la vida real, la queja continua no aporta nada positivo, ni a ti ni a las personas de tu entorno.

CONSEJO: Trata de transformar la queja en una solución constructiva. O tomátelo con humor, te sorprenderán los resultados.

4. Acechar a personas con las que ya no tienes contacto

Todos tenemos cierto complejo de voyeur y en cierto momento ¿quién no se ha metido a cotillear el perfil de un ex?

Pero obsesionarte con alguien y estar revisando su perfil a ver qué hay de nuevo o freírle a mensajes puede llevarte a desarrollar conductas que si las vivieras en ti probablemente te agobiarían muchísimo.

Además te informo que desde la última reforma del Código Penal, determinados niveles de acoso se consideran delito.

CONSEJO: Si no tienes a esa persona ni en tu vida ni en Facebook es por una razón. PASA.

5. Creerte todo lo que lees

Lo reconozco, yo también me he creído algún fake. Es facilísimo inventarse información y todavía más que corra como la pólvora por las redes.

En las redes se mueve mucha información pero también mucha desinformación.

CONSEJO: Busca en otras fuentes y contrasta la información que lees, sobre todo si te suena rara.

6. Meterte en conversaciones que ni te van ni te vienen y juzgarlas

Cierto es que el muro de alguien es un espacio abierto a sus contactos, pero también lo es que no todos los posts que se suben están dirigidos necesariamente a ti.

Es como cuando escuchas a dos amigos hablar de un tema que les concierne solo a ellos. Por ejemplo, en mi caso es muy poco probable que me meta en una conversación ajena a opinar sobre fútbol.

CONSEJO: Piensa si realmente tienes algo que aportar a ese tema que en realidad, te importa poco. Si no es así, no te metas.

7. Publicar constantemente en el muro de otra persona para llamar su atención

Es el equivalente a marcar el territorio, wolf style. O a estar mandando whatsapps o llamando constantemente a alguien que en realidad no tiene mucho interés en ti.

Al final la otra persona se siente agobiada y pasa muchísimo de esas publicaciones. Igual, hasta te bloquea.

CONSEJO: Busca otras maneras de ganar la atención de alguien que no impliquen una invasión de su espacio. Y si no lo consigues, pues a otra cosa.

8. No respetar el muro de otras personas

El muro de alguien es como su casa y como tal merece el mismo respeto. ¿Irías a casa de alguien a insultarle y/o despreciarle?

Claro que en ocasiones te va a caer mal gente o vas a pensar que lo que dicen es absurdo o sin razón. Pero mostrar ese desacuerdo de manera ofensiva suele implicar algún tipo de inseguridad por tu parte, además de quitarte la razón aunque la tengas.

CONSEJO: Si quieres expresar algún tipo de desacuerdo trata de hacerlo de un modo que no sea ofensivo. Todo se puede decir utilizando las palabras adecuadas.

9. Chequear constantemente el feedback a tus publicaciones

De Inicio a Perfil y de Perfil a Inicio. Y así se pasan tus horas. Pierdes el tiempo y dejas de hacer otras cosas que te gustan.

Y cuando te quieres dar cuenta, ha pasado el día y no has hecho ni la mitad de las cosas que tenías planeadas. Acabas medio enfadado contigo mismo y con un montón de tareas acumuladas.

CONSEJO: Una vez publiques una actualización ponte a hacer otra cosa. Cuando termines, entonces chequea. Serás más productivo y te sentirás mejor.

10. Dar por sentado que quien no está (o lo que no aparece) en FB no existe

Das noticias importantes, anuncias cambios de teléfono... ¿y no te pasa que si alguien de tu entorno no se entera, casi casi que te lo tomas mal?

Pues bien, hay mucha gente que no tiene perfil de Facebook porque pasa de todo este rollo de las redes sociales. Y no se van a enterar de eso tan importante a menos que se lo diga alguien.

CONSEJO: Si de verdad quieres que alguien se entere de algo tuyo... ¡llámale!

Por qué tienes que dejar de tomarte Facebook tan en serio (si quieres vivir con más relax)

Estas son algunas de las consecuencias que estas actitudes pueden producir en tu bienestar y salud emocional.

  • Más ansiedad
  • Menos autoestima
  • Desconexión del mundo real
  • Aislamiento
  • Adicción

Resumiendo: Facebook es una herramienta para estar en contacto con gente y ha cambiado la manera en la que nos relacionamos. Pero también es un espejo muy público y como tal dice mucho de ti.

Básicamente, no hagas en Facebook lo que no harías en tu vida “real”.

Como ves, es una cuestión de medida. Así lo usas, así recibes. Como todo, depende cómo lo utilices.

Seguro que has visto más actitudes en Facebook que te han resultado chocantes. ¿Me ayudas a alargar la lista en los comentarios? ¡Gracias!

Si te ha gustado este post, ¡comparte!

¿Quieres saber cuáles son los 4 enemigos de tu autoestima que te activan el lado oscuro y cómo puedes ganarles la batalla?

Descúbrelo en la masterclass que he preparado y a la que puedes acceder de manera gratuita ahora.

Gracias por querer formar parte de cristinaviartola.com * Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Cristina Viartola Braña, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es para gestionar el alta a esta suscripción y enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. El hecho de que no introduzcas los datos que aparecen en el formulario hará que no puedas suscribirte a cristinaviartola.com ni recibir el recurso gratuito que ofrezco. Para tu informacion, los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign (proveedor de email marketing de cristinaviartola.com) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado escribiendo al correo mail@cristinaviartola.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos AQUÍ.

etiquetado como
¿te ha gustado? Comparte!