amigos_de_verdad_stand_by_me

Seguro que de toda la gente con la que te relacionas hay algunas personas con las que te gusta especialmente pasar tu tiempo.

Me refiero a ese tipo de personas que sientes te entienden perfectamente y con las que compartes aficiones, valores y una visión parecida sobre el mundo.

Esa amistad en la que hay historias compartidas, mil anécdotas conjuntas, tiempos de convivencia y que perdura con el paso de los años.

Aunque haya separación o distancia no dudas ni por un momento que esas personas siguen estando ahí. Y cuando os encontráis otra vez, no hay sensación extraña sino que parece que la última vez que os visteis fue ayer.

Con los que cruzando una mirada ya sabéis lo que estáis pensando cada uno. Coincidís en el sentido del humor y os partís de la risa juntos.

Personas que forman parte de tu círculo de confianza e intimidad.

Yo sí tengo ese tipo de amistad en mi vida y me considero muy afortunada.

Si me sigues en Facebook sabrás que he estado pasando unos días en Finlandia.

Precisamente ha sido visitando a dos personas que para mi forman parte de ese círculo del que te hablo. A ella en concreto la considero mi soulsister. Llevan viviendo un tiempo por allí y tenia muchas ganas de visitarles y pasar tiempo con ellos.

Y mientras recorríamos los bosques finlandeses y me quedaba alucinada con el cielo nórdico, también pensaba en cuánto los echo de menos en mi vida diaria y a la vez en lo segura que me siento de la relación que tenemos.

Recordando la historia de nuestra amistad me daba cuenta de dos cosas:

La gran fuente de apoyo y amor incondicional que son para mi.

El efecto tan beneficioso que su amistad ejerce en mi a nivel psíquico y emocional.

Me atrevo a afirmar que es recíproco.

Por eso con este post quiero animarte a que cultives este tipo de amistad y te lo voy a contar desde mi propia experiencia.

amigos_de_verdad_greenland

Moi con los susodichos hace algunos años.

Las 5 razones por las que es importante que pases tu tiempo con amigos de verdad

Puedes ser tu mismo en todo momento.

Al igual que conocen tus virtudes también conocen tus defectos y te siguen queriendo y aceptando. Conocen tus secretos y no te juzgan por ellos.

Como te han visto en todo lo mejor y en todo lo peor, la confianza mutua es total. Y cuando esto pasa no necesitas colocarte máscaras de ningún tipo.

Se alegran genuinamente de tus éxitos.

Siempre hay personas que están para los malos momentos, pero ¿cuántas personas de tu alrededor realmente están para los buenos?

En una relación de amistad saludable hay un interés genuino en el bienestar de la otra persona por lo que sus logros personales o profesionales siempre son motivo de alegría y celebración.

Saben respetar tus procesos y tus duelos.

No te presionan cuando necesitas tus tiempos de soledad, te escuchan cuando lo necesitas, te acompañan cuando no tienes ganas de hablar y lo único que necesitas es distraerte.

Esto es un lujo cuando estás pasando por una mala época, dejando una relación o en medio de una crisis existencial. Es una fuente de soporte emocional que ayuda a superar los baches de la vida más seguro y comprendido.

Te dicen la verdad.

El hecho de que te acepten incondicionalmente no quita que no te digan lo que a veces necesitas oír. ¿Has tenido momentos en los que ni tú mismo te aguantabas y alguien te puso las pilas?

Cuando esto pasa y la relación con esa persona es auténtica te habrás dado cuenta de que no lo hacen con la intención de herirte sino de mostrarte que se preocupan por ti y tu felicidad.

Te ayudan a colocarte en la realidad y te animan a crecer y a aprender.

Te aportan parte de si mismos y te ayudan a sacar lo mejor de ti.

Hay personas con las que conectas a tantos niveles que te ayudan a desarrollar nuevas partes de ti mismo.

Te pongo un ejemplo: en mi caso, con estos amigos de los que te hablo, es espectacular la manera en que me ayudan a catalizar mi energía creativa. Te diría que son las personas más creativas que conozco, nivel renacentista.

Es estar hablando un rato con ellos y que ideas que rondan por mi mente de manera difusa tomen forma y se concreten.

Pero no solo me aportan esa energía, sino que me ayudan a darme cuenta de que puedo crear muchas más cosas de las que yo misma a veces me siento capaz.

¿Mi recomendación? Busca relacionarte con personas con las puedas tener una amistad genuina y auténtica.

Comparte tu tiempo con amigos de verdad, con los que la relación se basa en el cariño, el respeto y la honestidad y en la que además os aportáis bienestar mutuo. Créeme, es una fuente de apoyo que va a tener efectos muy beneficiosos en tu salud emocional.

Cuéntame qué te ha parecido este post. ¿Tienes este tipo de amistad? ¿Qué otras cosas te aporta?

Fuente imagen "Stand by me". [icon name="copyright" class="" unprefixed_class=""] Columbia Pictures 1986.

Si te ha gustado este post, ¡comparte!

¿Quieres saber cuáles son los 4 enemigos de tu autoestima que te activan el lado oscuro y cómo puedes ganarles la batalla?

Descúbrelo en la masterclass que he preparado y a la que puedes acceder de manera gratuita ahora.

Gracias por querer formar parte de cristinaviartola.com * Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Cristina Viartola Braña, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es para gestionar el alta a esta suscripción y enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. El hecho de que no introduzcas los datos que aparecen en el formulario hará que no puedas suscribirte a cristinaviartola.com ni recibir el recurso gratuito que ofrezco. Para tu informacion, los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign (proveedor de email marketing de cristinaviartola.com) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado escribiendo al correo mail@cristinaviartola.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos AQUÍ.

etiquetado como
¿te ha gustado? Comparte!