terapia_psicológica_despachoLe puede pasar a cualquiera.

La vida ocurre y tod@s podemos vernos en algún momento sobrepasados o sin recursos para afrontar situaciones que forman parte de la vida de cualquier ser humano.

Situaciones en las que hay algún tipo de malestar psíquico o emocional. Nos encontramos mal pero tratamos de seguir adelante porque es lo que vemos que hace la gente.

No tienen por qué ser sucesos súper traumáticos, como por ejemplo guerras o catástrofes naturales. Ni tampoco hace falta que uno tenga un trastorno mental o de personalidad.

A veces solo se trata de que nos hemos quedado atascados en algún aspecto de nosotros mismos o nuestra vida que nos impide avanzar y desarrollarnos como personas.

El mundo de la mente y las emociones humanas es complejo y no siempre funciona bajo las leyes de la lógica. Pero muchas veces pensamos que sí, que lo tenemos todo controlado.

Nos decimos que esto que nos está pasando no es para tanto y que ya lo superaremos (porque total, le pasa a mucha gente y sobreviven, no?)

Sigues “funcionando” y te dices que no es algo tan grave como para ir a terapia. Continúas con tu vida en modo mecánico y aprendes a esquivar ese malestar interno que te dice que algo no anda bien.

Hasta que llega un momento en el que te encuentras completamente desconectado de ti mismo y sin saber hacia dónde tirar. Tu cuerpo enferma porque ya no aguanta más la presión emocional.

Y es que a veces esperamos demasiado para pedir ayuda profesional cuando lo que nos duele es nuestro ser interior. Porque, por educación o cultura, aún tenemos algunos prejuicios a la hora de acudir a terapia psicológica. Y más cuando lo que nos pasa son cosas que “le pasan a todo el mundo”.

Hoy quiero animarte a que no esperes demasiado cuando te sientas así.

¿Por qué acudir a terapia psicológica?

Afortunadamente hoy en día ya sabemos lo importante que es cuidar nuestra salud psíquica y emocional (tanto como cuidar la salud física). Realizar un proceso de psicoterapia tendría que ser tan normal como ir al médico cuando tienes gripe.

[icon name="check-circle" class="" unprefixed_class=""] Es un tratamiento realizado por un profesional universitario al que avala una formación científica reglada y muchas horas de práctica supervisada.

Cuentas con la garantía de su formación, experiencia y en muchos casos su propio proceso de psicoterapia. Además tiene el respaldo de un Colegio Profesional cuyo fin último es velar por los intereses de la persona que solicita la terapia.

[icon name="check-circle" class="" unprefixed_class=""] El psicólogo te da una visión objetiva sobre tus dificultades.

Al no estar implicado emocionalmente contigo te aporta puntos de vista que quizá las personas que te quieren no tienen en cuenta o no te dicen por temor a dañarte. A veces te dirá cosas que no te gusta oír, pero no te juzgará y siempre contarás con su apoyo emocional.

[icon name="check-circle" class="" unprefixed_class=""] Te ayuda a comprender lo que te pasa y cómo puedes cambiarlo.

En terapia se trabaja con los pensamientos, emociones, conductas o situaciones que te producen malestar para que aprendas a manejarlos desde una nueva perspectiva y seas tú el motor de tu propio cambio.

[icon name="check-circle" class="" unprefixed_class=""] El protagonista eres tú.

El proceso se centra en ti y en tu mundo interno, en lo que para ti tiene importancia. El terapeuta te guía y te da las herramientas pero quien construye realmente tu vida serás tú. No se trata de ofrecerte fórmulas mágicas sino de que tú mismo seas el motor de tu propio cambio

[icon name="check-circle" class="" unprefixed_class=""] No solo sirve como intervención, sino también como prevención en situaciones futuras.

Cuando ya has identificado qué es lo te impide vivir tu vida como deseas es cuando y trabajas por cambiarlo es más difícil volver a esos viejos patrones porque ya sabes que no te sirven. Si vuelve a darse esa situación, la vas a vivir de una manera muy diferente.

7 situaciones de la vida cotidiana en las que te ayuda la psicoterapia

Estas son algunas de esas situaciones que “le pasan a todo el mundo” y en las que una terapia psicológica resulta muy efectiva.

1. Tras una separación o pérdida de un ser querido

Dejar atrás una relación que terminó puede ser algo muy doloroso y el no hacerlo deja secuelas difíciles de superar, tanto que es uno de los motivos de consulta más frecuentes.

2. Sensación de insatisfacción vital

A veces la insatisfacción puede ser la consecuencia de no haber tomado alguna decisión, otras por la monotonía de la rutina y las obligaciones. No esperes a que te consuma, mereces ser feliz.

3. Cuando pones a los demás por delante de ti

Si vives sufriendo por los demás, no sabes cómo poner límites y te desvalorizas puedes terminar con la autoestima por los suelos. Y como diría mi idolatrada RuPaul: "If you can´t love yourself, how in the hell are you gonna love somebody else?”

4. Si no sabes manejar tus emociones

A veces puede ser porque son explosivas, otras porque no las expresas, otras porque las evitas... Aprender a expresar y regular tus emociones te ayudará a tener una vida más plena y saludable.

5. Problemas en tus relaciones que se repiten una y otra vez

Como celos, pérdida de círculos sociales, fallos en la comunicación interpersonal, rupturas... Si hay algún tipo de problema que se repite mucho en tu vida es necesario que le prestes atención.

6. Te criticas constantemente y te boicoteas

Parece que al final nunca te sale nada bien y te dices tales cosas que te quedas hecho polvo. ¿Quién se merece vivir así?

7. Si eres propenso al estrés y la ansiedad

Los motivos puden ser muchos. En psicoterapia aprenderás estrategias de probada eficacia con los que afrontar el estrés y superar la ansiedad.

No puedo dejar de repetir que no esperes a NO PODER MÁS si alguna vez te ves en estas situaciones.

Para terminar, de regalo una pequeña reflexión desde mi propia experiencia asistiendo a psicoterapia.

Una terapia psicológica te ayuda en momentos puntuales pero también te da una visión más amplia de tu vida. Descubres aspectos de ti que no conocías y te abres a nuevas posibilidades que antes no veías. Cuando eso sucede, se abre la puerta a un proceso de crecimiento personal que merece la pena recorrer.

Porque tu vida cambiará a mejor.

¿Has acudido alguna vez a terapia psicológica? ¿Cómo te ha ayudado a ti?

Si te ha gustado este post, ¡comparte!

¿Quieres saber cuáles son los 4 enemigos de tu autoestima que te activan el lado oscuro y cómo puedes ganarles la batalla?

Descúbrelo en la masterclass que he preparado y a la que puedes acceder de manera gratuita ahora.

Gracias por querer formar parte de cristinaviartola.com * Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Cristina Viartola Braña, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es para gestionar el alta a esta suscripción y enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. El hecho de que no introduzcas los datos que aparecen en el formulario hará que no puedas suscribirte a cristinaviartola.com ni recibir el recurso gratuito que ofrezco. Para tu informacion, los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign (proveedor de email marketing de cristinaviartola.com) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado escribiendo al correo mail@cristinaviartola.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos AQUÍ.

Archivado en
etiquetado como
¿te ha gustado? Comparte!