orgullo_psicóloga_mariliendre_portada

Soy mariliendre de toda la vida.

Para escribir este post enarbolo con orgullo la palabra mariliendre. Porque sí, soy una mujer cuyos amigos más íntimos en su mayoría son hombres gays.

También soy una psicóloga con pacientes queer que sufren de un modo u otro por ello. Con traumas que han marcado cómo se relacionan con elles mismes. Personas preciosas con problemas para vivir mostrando su verdad con alegría y libertad. Con respeto y normalidad.

Soy una mariliendre que también se ha sentido rechazada por ser mariliendre. He recibido burlitas de heteros y gays. Incluso diría que casi más por gays que por heteros.

Y soy una mujer cis y hetero con amigues lesbianas, trans y bi.

Este año se celebra el World Pride en Madrid y con motivo del evento vuelve a abrirse el debate sobre si es una fiesta loca o una reivindicación política. Vuelvo a leer comentarios en las redes sociales con los que me sangran los ojos.

Barbaridades de noticias que en realidad leemos durante todo el año en la prensa y muchas personas viven en sus carnes en la vida real. Algunas las he visto y llorado junto a mis amigues. También, junto a algunos pacientes.

Por eso con este post quiero compartirte cómo vivo el Orgullo como psicóloga mariliendre. Declarar a los cuatro vientos por qué como mariliendre, mujer, psicóloga y sobre todo, como persona que vive en el planeta Tierra, creo que el Orgullo LGTBIQ+ es importante y necesario.

Y sí, hay que reivindicarlo y también hay que celebrarlo.

El origen de mi amor por lo queer

Mi mariliendrismo viene de antiguo.

Cuando era pequeña no entendía muy bien por qué la gente se reía con los chistes de mariquitas. Era la época de las cintas de Arévalo en el coche y ya sabéis los chistes de Arévalo. Se reían con la pluma que les ponía a las voces. A mí esa voz con pluma me caía simpática y no entendía aquellas risas enlatadas al final del chiste. ¿Por qué se reían?

Al crecer, nunca me gustó ver cómo otres niñes le decían “maricón” a alguien. No entendía esa violencia contenida. Siempre he tenido un punto rebel rebel y suelo ponerme del lado de los que son maltratados o rechazados.

En la adolescencia mi educación friki-emocional ya estaba repleta de referentes queer. Freddie Mercury, Marc Almond, George Michael, Oscar Wilde… Y por supuesto Madonna, la reina de las mariliendres.

iconos_mariliendreAmor total

Siempre me han gustado el glitter y las plumas. Las historias que contaban, la sensación de libertad y sensibilidad que me transmitían estas personas. Me sentía muy cercana y a través de su arte, comprendida.

Comencé a tener amigos gays ya en la Universidad. No los elegía exclusivamente por el hecho de ser gays, era solo que teníamos muchas cosas en común y conectábamos de maravilla. Aunque es verdad que el hecho de poder estar relajada con ellos sumaba bastante a la hora de ser yo misma.

Porque como mujer que se crió en un colegio de monjas onlyforgirls, de jovencita no sabía muy bien cómo relacionarme de igual a igual con un hombre. Como muchísimas mujeres, he sido víctima de abusos. Aprendí a estar en guardia ante el varón hetero y sexualizaba las relaciones.

Así que era genial poder hablar de todo con un hombre como lo haría con una amiga.

También me han roto el corazón de manera devastadora un par de veces. Y fue en el ambiente gay donde recuperé mi autoestima. Junto a hombres que me decían que era preciosa y que me trataban como a una reina. Que me daban amor y no querían acostarse conmigo. Y que siempre han estado ahí para sostenerme en los momentos más negros de mi vida.

Pero el Orgullo no trata solo de hombres gays

En mis comienzos como mariliendre, el hombre gay era el más visible. Muy pocas mujeres reconocían abiertamente que era lesbianas y menos aún alguien se declaraba trans o bi.

Y lo cierto es que no me extraña que fuera así. Porque si los hombres gays recibían rechazo, no digamos las lesbianas. Recuerdo debates apasionados sobre este tema en clase de religión en B.U.P., en los que me echaba las manos a la cabeza antes las opiniones de algunas compañeras. Las lesbianas eran unas pecadoras y unas viciosas. Los demás, directamente enfermos.

Opiniones que hoy como psicóloga sé que vienen de la ignorancia y del miedo. Que son herencia de una cultura hetero patriarcal que ve todo lo que se sale de lo normativo como una amenaza.

Afortunadamente hoy en día hay mucha más visibilidad hacia el resto del colectivo LGTBIQ+. Muchas celebrities nacionales e internacionales han contribuido a abrir la mirada sobre este tema y sé de varias personas que han ido relajando sus juicios hacia cómo debe sentir la gente tras años de ver por la tele a Jesús Vázquez, Chelo García Cortés o la Veneno.

Gracias a la magnitud del fenómeno Kardashian hemos visto a Bruce Jenner convertirse en Caitlyn Jenner. Ellen DeGeneres, Joan Jett o series como “The L World” han ayudado a normalizar la visión de la gente hacia el mundo lésbico.

bruce_caitlyn_orgullo_mariliendreDe medallista olímpico a high fashion icon

Pero no podemos olvidar que que aún queda mucho camino por recorrer. Porque como precisamente le recuerdan otras mujeres trans a Caitlyn en algún capítulo de su reality, lo normal no es lo que le ha pasado a ella.

Una gran parte de personas transgénero pasan por un proceso muy doloroso y largo. Muchísimas mujeres siguen siendo discriminadas por ser lesbianas. A los bi y a los intersexuales se les percibe como freaks. No hablemos de pansexuales, no binarios y el resto de identidades queer.

Así que es importante recordar que el Orgullo trata del derecho a la diversidad y a ser tratado como una persona. Y de que nadie tiene derecho a juzgar a nadie por ello.

Lo siento, pero para quien aún no lo sepa, ser LGTBIQ+ no es una opción ni una enfermedad.

Lo siento, pero no. Ser LGTBQI+ no es una opción en la vida. Como tampoco se elige ser hetero. O se siente, o no se siente. Y desde luego que tampoco es una enfermedad.

La Asociacion Americana de Psiquiatría lo retiró de la lista de enfermedades mentales en 1973 y la OMS en 1990 (ya tardaron).

El comportamiento homosexual en otras especies está ampliamente documentado. De sobra sabemos que las culturas antiguas eran mucho más permisivas en sus costumbres sexuales. Grecia, Roma, Babilonia.

Los indios americanos admiraban y respetaban a las personas de Dos Espíritus, llegando a reconocer cuatro géneros e incluso más. Y creo que es imposible no sentir respeto por un pueblo tan místico y conectado a la Naturaleza como los indios americanos. They know well.

Puede que hoy en un día se haya diluido el estigma de enfermedad, pero hay personas que siguen empeñadas en sembrar odio bajo argumentos que siguen oliendo a medievo y manipulación, sea religiosa o política.

beso_lesbico_transBeautiful <3

Como los del infame autobús del odio decuyonombrenoquieroacordarme. O como los que provocaron la matanza de Florida. Y esta misma semana, los que han agredido a los participantes en el Orgullo de Murcia.

De las terapias de conversión ni siquiera me voy a dignar a hacer algún tipo de comentario.

Y lo siento, pero no es admisible que siga habiendo gente que viva con miedo a ser como es. A ser juzgada, discriminada o apaleada por sentir diferente a la norma impuesta.

No puede ser admisible si queremos redimir este planeta y hacerlo un lugar mejor para vivir.

Por eso el Orgullo es necesario y tiene que existir

Al principio del post te contaba que me sangran los ojos con algunos comentarios que leo en las redes.

Un año más vuelvo a leer sobre “la cabalgata de las locas, con esa actitud les van a seguir pegando palizas”. Juro que este comentario es real y que me costó una discusión kilométrica en el muro de Facebook de una amiga.

O los típicos: “¿para cuándo un Orgullo hetero?”, “no le veo sentido, no tendría que ser necesario”. Frases sacadas del “manual del perfecto hater” que provienen de supuestes aliades, de gente “tolerante”.

Ya. No tendría que ser necesario, pero lo es. Por comentarios de ese tipo lo es. Igual que la lucha feminista o la lucha contra el racismo. Pero ese es otro tema. Hoy hablamos del Orgullo.

Porque fuera de celebrities o el ambiente de las grandes ciudades, sigue habiendo personas que sufren cada día desprecios, insultos y palizas. Porque ser gay o lesbiana sigue siendo ilegal en 72 países y mucha gente sigue muriendo por ello.

Decía Erich Fromm que el acto de rebeldía es el primer acto de razón. Hoy seguimos recordando a aquelles primeres rebeldes de Stonewall que se atrevieron a plantar cara al orden establecido. A todas las personas que han sufrido, cuyas familias han rechazado, que su sangre ha servido para que hoy seamos un poco más tolerantes.

stonewall_riotsYo aquí solo veo amor

Sin rebeldía no hay evolución. La Historia lo demuestra. Y quien no aprende de la Historia, está condenade a repetirla.

Por eso, sí, hay que recordar por qué se celebra el Orgullo LGTBIQ+. Hay que reivindicar, debatir, hacer propuestas y encontrar soluciones a los problemas. Es un asunto político y como tal debe ser considerado.

Y sí, hay que celebrar la pluma y el amor. La fiesta, los colores y las risas. Porque hacen de este mundo un lugar más bonito y colorido para vivir. Más libre y con menos prejuicios. Donde no se juzga quién se acuesta con quién ni cómo sientes respecto a tu género o sexualidad.

Y como psicóloga mariliendre, ahí estaré yo un año más celebrándolo y reivindicándolo

Este año se celebra el World Pride en Madrid y esta vez no estaré siguiendo la manifestación por el Paseo de Prado ni celebrándolo por sus calles. Lo haré desde la provincia que me vió nacer, junto a esos primeros amigos gays que me dieron la vida.

Pero claro que lo voy a celebrar. Voy a celebrar la diversidad y reivindicar el derecho de todas las personas a sentir como sienten y vivir como quieren.

Porque me siento orgullosa de todes mis amigues LGTBIQ+. Por su amistad, su presencia y todo lo que aprendo de elles todos los días. Por escucharme y recogerme en mis peores momentos. Por su fuerza y voluntad para ser elles mismes le pese a quien le pese.

orgullo_de_mariliendre

Porque sin el mundo queer yo tampoco sería como soy. Ni el arte, ni el deporte, ni la política ni el mundo en general. Y yo me siento Orgullosa de ser una mariliendre.

Por eso, si eres lesbiana, gay, transgénero, bisexual, intersexual o te identificas con cualquier otra identidad tienes que sentirte muy Orgullose y no esconderlo.

Porque eres muy valiente, ¿sabes? Yo te admiro. Y te doy las gracias por existir.

Y si eres alguien heteronormativo y nunca lo has celebrado, no sabes lo que te pierdes. Así que si de verdad te gustaría vivir  en un planeta con más salud y bienestar emocional, sal y reivindica. Te animo a que conozcas el Orgullo Crítico y el Orgullo oficial. Habla, conoce, comparte y pregunta. Con respeto, pero hazlo. Espero que de esta manera por fin comprendas que ser LGTBIQ no hace daño a nadie.

Y piensa que a ti también te gustaría que alguien diera la cara y te apoyara si las cosas fueran injustas para ti. Porque si queremos recibir, tenemos que aprender a dar.

¡Celebra, no te cortes, celebra!

¡¡FELIZ ORGULLO!!

Nota: Este es el primer post en el que utilizo un lenguaje realmente inclusivo y a partir de ahora todos mis posts serán así. Me da igual si la RAE no lo reconoce… aún.

Fuente foto Freddie, George, Madonna.

Fuente foto Caitlyn Jenner

Fuente foto Stonewall Riots

Fuente foto Sense8

Si te ha gustado este post, ¡comparte!

¿Quieres saber cuáles son los 4 enemigos de tu autoestima que te activan el lado oscuro y cómo puedes ganarles la batalla?

Descúbrelo en la masterclass que he preparado y a la que puedes acceder de manera gratuita ahora.

Gracias por querer formar parte de cristinaviartola.com * Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Cristina Viartola Braña, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es para gestionar el alta a esta suscripción y enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. El hecho de que no introduzcas los datos que aparecen en el formulario hará que no puedas suscribirte a cristinaviartola.com ni recibir el recurso gratuito que ofrezco. Para tu informacion, los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign (proveedor de email marketing de cristinaviartola.com) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado escribiendo al correo mail@cristinaviartola.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos AQUÍ.

¿te ha gustado? Comparte!