¡Esta semana me lanzo al audio! Era algo que quería probar y espero que te guste escucharlo tanto como a mi grabarlo. Dale al play para saber cómo aumentar tu autoestima creando tu propio banco.

Cómo aumentar la autoestima creando tu propio banco

Sí, ya sé que te sonará un poco raro. Pero te aseguro que aumentar la autoestima y tu felicidad no tiene nada que ver con cláusulas suelo ni tarjetas black. ¡Ni siquiera se trata de dinero!

Una de las herramientas más poderosas para mantener una autoestima saludable es crear y mantener tu propio banco… Un banco de caricias.

Eing?? ¿Caricias?

Pues sí, has escuchado bien. Caricias, tanto físicas como psíquicas. De pequeños necesitamos las caricias físicas, el contacto, para crecer y desarrollarnos. Y luego cuando somos mayores, cubrimos nuestra necesidad psicológica de reconocimiento a través de las caricias psicológicas.

En un post que escribí hace algún tiempo te conté que eran las caricias y cómo pueden condicionar la manera en que te relacionas. Pero resumiendo te puedo decir que recibes reconocimiento positivo para tu salud emocional cuando recibes caricias y expresiones de amor.

El problema cuando tenemos baja la autoestima es que muchas veces no sabemos cómo pedir o aceptar esas caricias positivas, es como que nos cuesta creer que las merecemos. Por ejemplo, cuando necesitas un abrazo pero no te atreves a pedirlo o cuando te dicen lo genial que eres pero hay algo en ti que no se lo termina de creer.

También es más fácil que nos enganchemos a las caricias negativas porque cuadran con toda esa mala valoración que tenemos de nosotros mismos. Como esas veces en las que no sabes muy bien cómo alguien te echa una bronca en la que te dice de todo menos guapo y terminas creyendo que eres lo peor.

El caso es que las caricias son tan necesarias como la comida y la bebida, las necesitamos para seguir vivos y además para sentirnos conectados a otros.

Una buena manera de aumentar tu autoestima es empezar a reconocer tus logros y capacidades de modo que puedas darte autocaricias.

Pero las buenas, las que te van a valer de verdad para sentirte reconocido y valorado por lo que eres y mantener una buena autoestima son las caricias positivas incondicionales que recibes de otros. Porque además de recibirlas en el momento, también las vas a almacenar en tu memoria y son estas caricias son las que van a formar parte de tu banco de caricias.

La gran ventaja del banco de caricias es que cada cierto tiempo puedes volver a él y utilizar esa caricia que te dieron de nuevo como una autocaricia. Hay caricias que apreciamos especialmente y la podemos reutilizar tanto tiempo como queramos, pero con el tiempo las caricias pierden su eficacia y necesitamos llenar el banco con nuevas caricias.

Cómo mantener un banco de caricias

  • Con autocaricias: diciéndote cosas bonitas como “eres genial” y reconociendo tus cualidades y logros. Aquí puede ayudarte pensar en lo que aportas a las personas de tu alrededor y por qué tipo de cosas te valoran.
  • Pide las caricias que necesites!. Esto es importante existe la creencia generalizada de que las caricias que hay que pedir no tienen valor, pero es eso, un mito. Así que si te apetece que te den un abrazo, o necesitas que alguien te diga que te quiere, pídelo, no va a tener menos valor por ello.
  • Rodéate de personas que te proporcionen caricias positivas, de gente con la que puedas tener una comunicación auténtica,  con quien puedas expresar cómo te sientes, y que te acepten tal y como eres.
  • No descuentes las caricias positivas que te dan menospreciándolas o quitándoles importancia, si alguien te dice lo bien que se lo pasa contigo o lo bien que haces algo o lo guapo que eres, simplemente da las gracias y acéptalo.

También te recomiendo que te atrevas a dar caricias auténticas, que no recojas caricias que te hagan daño y un último apunte: ten en cuenta que algunas veces las negativas son necesarias para aprender, como cuando alguien que te quiere te indica con cariño que te estás equivocando.

Recuerda que la autoestima tiene mucho que ver con la manera en la que has aprendido a cubrir tu necesidad psicológica de reconocimiento. Crear tu propio banco de caricias te va a servir para fortalecer el trabajo que haces sobre ti mism@ y recargar las baterías de tu autoestima a tope!

*Si quieres profundizar en el tema de las caricias, haz clic aquí.

Ahora me encantaría escucharte a ti. Si tienes alguna duda o te gustaría contarme qué tal lo llevas pidiendo caricias, te espero en los comentarios 🙂

¿Quieres saber cuáles son los 4 enemigos de tu autoestima que te activan el lado oscuro y cómo puedes ganarles la batalla?

Descúbrelo en la masterclass que he preparado y a la que puedes acceder de manera gratuita ahora.

Gracias por querer formar parte de cristinaviartola.com * Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Cristina Viartola Braña, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es para gestionar el alta a esta suscripción y enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. El hecho de que no introduzcas los datos que aparecen en el formulario hará que no puedas suscribirte a cristinaviartola.com ni recibir el recurso gratuito que ofrezco. Para tu informacion, los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign (proveedor de email marketing de cristinaviartola.com) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado escribiendo al correo mail@cristinaviartola.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos AQUÍ.

¿te ha gustado? Comparte!